El agua, ¡imprescindible!

Si le hiciera la pregunta de, ¿Cuánta agua bebe a lo largo del día?, muchos no sabrían ni siquiera contestarme. Porque no es algo que se preste atención. Muchos dirían, “bebo cuando tengo sed”, o “cuando me acuerdo”, que es cuando tienes sed. Pero a la pregunta, no sabrían muy bien que contestar.

La necesidad de beber la cantidad de agua adecuada, sobre todo en estos días, se vuelve imprescindible. Más adelante hablare del porque.

Sabemos que entre el 60 al 75% de nuestro cuerpo es agua, y que debemos de cambiarla y reponerla continuamente. Entre las respiración y la transpiración gastamos 1,7 litro al día. Luego están las funciones metabólicas, tener en cuenta que todos nuestros órganos funcionan en un estado acuoso, junto a la sangre, la piel, los músculos, nuestro cerebro,…. necesitan de una hidratación continua.

Otros dirán, “yo bebo muchos líquidos”, es importante saber que solo cuentan para hidratarnos en agua y las infusiones. El resto de bebidas no cuentan, al contener azucares, alcohol, incluso componentes químicos como saborizantes o conservante. El café, que es el mejor ejemplo “deshidrata”, no hidrata.

¿Cuánta deberíamos beber?. Hay una regla que deberíamos aplicarnos según los experto, por cada 25Kg de peso 1 litro de agua, para una persona sedentaria o poco activa. Para una persona que por su trabajo o por el ejercicio tenemos que sumar tanta como sudemos, no es fácil calcularla. En estos casos hay que tener en cuenta las sales minerales que perdemos y recuperarlos con nuestra hidratación para evitar los peligrosos golpes de calor. Mejor siempre consultarlo con un experto para tomar una bebida adecuada.

Y ¿por qué ahora se vuelve más necesaria la hidratación?. Según comentan los expertos en el Covid-19, si lo adquirimos, nos afecta primero durante unos días a la garganta, y en este tiempo, si nuestra ingesta de agua es la adecuada, o más, pasaría directamente al aparato digestivo, eliminando o reduciendo las posibilidades de pasar a los pulmones y evitando en gran parte su efecto maligno. Otra cosa es “que hacer”, para ayudar a deshacernos de los virus en el intestino, esto es otro tema. Y lo segundo a tener en cuenta es tomar el agua o las infusiones bien calientes, más de 30º, que a estas temperaturas el virus no sobrevive. Y evitar las bebidas frías, que es donde el virus mejor se encuentra y desarrolla, según los expertos.

Diréis algunos, ¡a mí el agua no me entra!, y ¡menos en ayunas!, bien pues hay muchas opciones para enriquecer el agua y nos ayuden a tomar la necesaria, la primera las infusiones, cualquiera, la que más te guste. Yo uso un concentrado herbal que me va genial con mucho poder antioxidante y ayuda a la digestión. O también la opción de toda la vida “una limonada”, sin azúcar claro, fácil de hacer, rica de tomar con alto poder de alcalinización, y recordad “calentita”. Como veis en la foto, desde hace tiempo, también le añado unas rodajas de limón.

Espero que esta información os ayude a tomar la decisión de hidrataros bien todos los días. Saldréis beneficiados en muchos aspectos, más concentración y rendimiento en el trabajo o los estudios, en el deporte, vuestros órganos estarán bien hidratados y tendrán la herramienta principal para funcionar óptimamente, la sangre podrá transportar oxigeno, glucosa y nutrientes a cada una de nuestras células, respiraremos mejor, nos olvidaremos de muchos problemas musculares, ayuda a fortalecer nuestros huesos y articulaciones, y tantos beneficios que no podemos especificar aquí.

Toma la decisión de beber Agua, ¡tu cuerpo te lo agradecerá!.

 

Si ves interesante esta información compártela, podemos ayudar a muchas personas, y dame un like y si me pones un comentario, genial. Gracias de antemano.

Buenos días, tardes, noches, donde quiera que este y la hora que hayas leído esto, ¡Cuídate y se feliz!.

1 Comentario

Añade un comentario

19 + 18 =