Que el verano no nos pase factura!

Claves para el Verano!

Estamos es pleno Agosto, muchos estarán de vacaciones en la playa o montaña, en el pueblo como yo, o viajando por el mundo. Lo primero deseo que todos estéis bien, y que sigamos así. No obstante, como ya sabéis bien, toda protección es necesaria, aunque yo confío más en la prevención activa.

Este maldito virus ha venido para quedarse y de momento no hay forma de controlarlo, mejor tener nuestro sistema inmune bien fuerte y así disponer de menos papeletas.

Yo evito cualquier contacto personal que no sea necesario, también las reuniones familiares, festejos, cumpleaños,…. ¡por beneficio de todos!. Incluso por mi trabajo que hasta marzo si citaba a las personas y nos veíamos personalmente, nos hemos reinventado y ahora nos vemos por Zoom, hablamos por Whatsapp o teléfono, incluso más beneficioso para todos al reducir el tiempo que empleamos. Ya tendremos tiempo de vernos, saludarnos, abrazarnos, incluso compartir una conversación en un terraza junto a un café.

Aunque como podéis imaginar lo que quiero transmitiros, el tema de hoy no va del virus.

En esta época de verano y mas de vacaciones, nos damos permiso para tomar alimentos o bebidas que nos hacen poca falta, o que podríamos evitarlos y vivir sin ellos. Comidas y cenas en Restaurantes, las típicas cervezas o refrescos con sus tapas, o los helados tan ricos pero que contienen exceso de grasas y azucares. Sin olvidarnos de las bebidas alcohólicas que en esta época aumenta su consumo. Si a esto le sumamos la falta de actividad, que también aprovechamos a dormir mas de las horas necesarias junto a la amplias siestas, todo ello hace que aumentamos la ingesta calórica y reducimos el gasto. Y esto ya sabéis lo que significa!.

Aunque no debemos generalizar porque sí hay personas, reconozcamos que son las menos, que en vacaciones se mantienen con los mismos hábitos de cuidarse, incluso más aún.

Algunas recomendaciones para que las vacaciones no nos pasen factura:

  • Nunca te saltes el desayuno*, que incluya buen aporte de proteínas y el máximo aporte de nutrientes. Es la comida más importante del día y nos maneja el resto del día.
  • Ten a mano agua en cantidad, en verano necesitamos más por la sudoración. Olvidarnos de las bebidas azucaradas y/o alcohólicas. Son calorías que no gastamos y no nos hidratan.
  • Procura comer en casa, prepárate ensaladas coloridas que incluyan proteínas. El postre lo dejas para la media mañana y meriendas.
  • Si sales a comer o cenar, evita los sitios de comida basura, la llamamos así y ¡hasta nos la comemos!, formando parte de nosotros. Suele ser comidas muy, muy calóricas vacías de nutrientes.
  • Dedícate 60 minutos a primera hora de la mañana, o a última hora de la tarde, para hacer ejercicio. Mejor en la mañana porque nos activa para todo el día, ayudándonos a mantener el metabolismo activo durante el día. Si no tienes costumbre y no sabes lo que hacer, sencillamente andar es suficiente.
  • No saltarse las medias mañana y meriendas* nos ayuda en muchos sentidos, dos de ellos serian: 1) evitar ir con ansiedad a la comida o cena, 2) no recurrir a comidas o bebidas poco aconsejadas. Es necesario ocuparse de llevar a la playa, montaña o caminata (o sencillamente si estamos en casa), junto al agua, los tentempiés necesarios, fáciles de llevar y comer, para nunca depender de lo que surja!!. Aconsejado las frutas, frutos secos, yogures, barritas de proteína, …,
  • Cena a buena hora para no irte a dormir sin hacer la digestión, es aconsejable dejar 2 horas mínimo desde el acabar de cenar hasta el irnos a dormir. Muchos problemas digestivos, falta de buen descanso, estrés, o envejecimiento prematuro son a consecuencia de este mal hábito, entre otras muchas dolencias.
  • Relacionarse con otras personas es buenos para nuestro bienestar y sistema anímico, aunque ahora esta difícil y poco aconsejable, ¿verdad?. Pero tenemos el Whatsapp, una llamada de Teléfono, el Zoom, Instagram, FaceBook,…. que nos ayudan a mantenernos conectados entre nosotros mientras el riesgo persista.

Algunos de estos consejos, si ya son necesarios para nosotros, se vuelven vitales para niños y personas mayores.

Ante todo disfrutar, en la medida que se pueda, de esta época estival, y procurar que los hábitos no nos pasen factura a nuestra salud y bienestar.

“Una buena salud nos ayuda a ser más felices y disfrutar con los nuestros de una vida mejor.”

Espero y deseo que así sea.

*Para ayudarnos a llegar a los nutrientes necesario y hacérnoslo fácil, es aconsejable  la utilización de los Complementos Nutricionales.

Buenos días, tardes, noches, donde quieran que estén, ¡cuídense y sean felices!

 

PD: Si has visto de interés esta información ponme un comentario, gracias.

Sin comentarios

Añade un comentario

trece + 20 =